CREO EN JESUS…

Mare.-Cuore

Repetimos una vez más la palabra “CREO”…Creo que el Hijo de Dios se ha hecho carne… “El Verbo se hizo carne”: esta verdad la hemos escuchado y proclamado tantas veces que puede que ya no nos asombre lo que encierra…El Verbo que está junto a Dios, que participa en el acto creador de Dios, que es la luz y la vida de los hombres, se hace uno de nosotros…

El Verbo se hizo carne, es decir, se hizo hombre asumiendo la caducidad y temporalidad, la pobreza y contingencia del hombre…El HIJO DE DIOS  trabajó con mano de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad de hombre, amó con corazón de hombre…Se hizo verdaderamente uno de nosotros.

Su existencia en Nazaret tan sencilla y anónima como la de cualquier hombre es como si quisiera rubricar la total normalidad  y realismo en el que se realiza su “ser uno de tantos”…

Yo digo “CREO”…pero… ¿como es mi fe?…No puede limitarse al ámbito del sentimiento, de las emociones, sino debe entrar en lo concreto de nuestra existencia, tocar la vida, orientarla. Jesús ha venido en la carne aceptando nuestra vida concreta…Si queremos un evangelio de sueño, de evasión, buscando entusiasmos fuera de nuestra condición cotidiana, hecha de rutina –lo “ ordinario” es la etapa de la vida en la que el tiempo pasa sin que nada pase- no somos fieles a Jesús, no recibimos su luz y su revelación. En cambio si encontramos a Jesús “en la carne” es decir en nuestra vida de cada día, en nuestras responsabilidades concretas, entonces de verdad estamos en contacto con El, con el Jesús verdadero, autentico…

En mi quehacer diario cuando reconozco la presencia de Jesús que asumió mi condición humana, que a la vez es Hijo de Dios e Hijo del hombre, y que yo, con toda la humanidad, le seguimos en este camino de encarnación…entonces le vuelvo a decir “CREO”… “ME FIO DE TI”..Como Pablo que dijo “sé de quién me he fiado”…Sé a quién me abandono…sé en quien me apoyo…

Entonces ese “CREO EN JESÚS” se convierte en una significación cada vez más honda: poco a poco al hacerle espacio en mi, El va siendo Aquel que me orienta en mis opciones concretas, me quita miedos dándome seguridad, me enseña a amar como El ama, a perdonar como El perdona…Entonces, sin darme cuenta, mis pensamientos, sentimientos, acciones se van asimilando a los suyos…Es como si, desde Nazaret, su mano de joven carpintero, puesta en la mía  fuera construyendo mis experiencias de vida…Desde Nazaret ilumina mi Nazaret, lo ordinario y rutinario de mi vida… en Nazaret construye la vida de todos los que creen en El, se fían de Él, de todos  lo que aún sin creer en El todavía, no dejan que se extinga en su corazón la sed de Dios y esperan..Y El sigue dejando caer su amor, gratuitamente, sobre todos.

Anuncios

Creo en Jesucristo…

Imagen

De Belén a Nazaret…

El tiempo va pasando….María y José con Jesús dejan Belén hacia Nazaret…

Ya entran en el silencio del anonimato…de la cotidianidad.

Para nosotras también empieza otro tiempo, el que llamamos ordinario en la liturgia…Un tiempo que nos puede ayudar a entender qué significa para Jesús lo cotidiano. Alguien dijo: lo extraordinario en Jesús es la normalidad con que vivió el mayor tiempo de su vida.

Pero para que no se nos olvide que, el hecho de desaparecer en el anonimato de Nazaret, no  quita nada a lo que JESÚS ES, la liturgia nos lo recuerda en la carta a los Hebreos y nos dice que “Dios nos ha hablado por medio de su Hijo”…  Y nos dice quien es el Hijo, presenta su identidad…Nos dice que es quien encarna y garantiza la palabra de la revelación plena de Dios…Nos dice que es igual a Dios, que es reflejo de su gloria…Nos dice que el Hijo lo sustenta todo, como si la creación saliese continuamente de sus manos, que está sentado a la derecha de Dios y a El se le somete todo porque El es EL SEÑOR.

 

Señor, yo creo en tu palabra…pero tu palabra hoy me desconcierta.” Al someterle todo, no deja nada sin someterle…y ahora no vemos aún que todo le esté sometido”.Así leo en tu Palabra

Es verdad, Señor…Como creer que todo te está sometido cuando en una guerra sin sentido se está destruyendo la labor generosa, oculta y humilde de mis hermanas en tierra africanas, cuando caen bajo el fuego de las metrallas los cuerpos de inocentes, cuando el cielo siempre limpio y azul de una tierra regada por el sudor del trabajo de tantos pobres, de un pueblo amante de la paz, se ve surcado por bombas que sin piedad destruyen,arrasan, dejando una estela de nubes densas de oscuridad… cuando los corazones de los hombres levantan  muros de odio  y se cierran a tu amor…

 

PERO ES VERDAD…Tu Palabra solo dice” no vemos que todo esté sometido”…no vemos…Señor perdona si todo esto tan doloroso atenta a mi fe…y no voy rápidamente más allá de lo que veo…Veo muerte, odio, guerra…Pero creo que más allá estás Tu, Señor…Sigues siendo el Señor de la historia que antes de ser glorificado te has adueñado de las  pobrezas, sufrimientos, y hasta pecados de la humanidad…

 

Tu Señor no te has alejado de mis hermanas, de este querido pueblo maliense…porque todo lo que este pueblo vive Tú lo has hecho TUYO y esta fe aumenta mi confianza en tu poder  DE SIEMPRE…

 

Tu no te avergüenzas de llamarnos” hermanos” a todos…Tu te has hecho semejante a los que amas. Esta solidaridad que comenzó en la Encarnación, siguió en el Nacimiento, se consolidó en Nazaret, te llevó a aceptar la muerte y a vencer la muerte… Y sigues venciendo…Así lo creo, Señor…

 

Señor…haz florecer la paz, aquella paz que tu saboreaste en Nazaret a lado de tu Madre, allí donde nuestra fe te contempla en el correr de una vida sencilla, madurando la conciencia de tu misión salvadora.. Que esta paz  llegue pronto al corazón de este pueblo que sufre y le devuelva la sonrisa, la ilusión por construir un mundo mejor..Que esta paz llegue al corazón de TODOS.

Hemos visto la mano providente de Dios en lo que las hermanas han realizado en Mali… Seguimos confiando en su Amor

Photo 018

 

IMGP9173

 

Photo 114

 

CREO EN JESUCRISTO, HIJO DE DIOS, NACIDO DE MARÍA VIRGEN

Navidad humildad

Se están acabando los ecos de la fiesta de Navidad.

La Navidad  nos pone en sintonía con la ternura, la bondad, la dulzura del que se reviste un acontecimiento, como el nacimiento de un niño pobre, en circunstancias que conmueven…Es fácil conmoverse ante el Belén, llenarse de ternura ante la entrañable entrega de una Madre que abraza a su Hijo.

Pero no sé si tan fácilmente damos el salto hacia el misterio que este nacimiento encierra…el misterio del Hijo de Dios que se hace carne en el cuerpo de una Madre Virgen, del Verbo de Dios que pasa a ser de creador, con el Padre, de todo lo creado, de todo lo que existe, a criatura humana que recibe su ser de una mujer humilde, sencilla, pobre…

¿Qué pasa en mi corazón ante el “escándalo” de la Encarnación?…porque la Encarnación rompe los esquemas humanos como los rompe la Cruz en la que este Niño será clavado…

Este Niño que nace pobre, humilde, en el pesebre de Belén, me sacude si en El veo al Hijo de Dios que se hace semejante  a los que ama.

Si vamos más allá de lo que se ve  y nos asomamos al misterio, nos sacude la realidad que encierra…la de un Dios que se hace frágil, pequeño, débil, necesitado de todo, para compartir la condición humana mía, tuya, de todo hombre. Nos sacude la HUMILDAD de un Dios todopoderoso que se despoja para ser un hombre cualquiera y, como tal, recorrer el camino que la condición humana marca.

El poder de Dios hecho niño es ahora el poder de la humildad, de la sencillez, de la obediencia, que brota de un poder aún más grande, el poder del amor.

Y esto ¿qué significa para mi? Si creo en Jesús, el Hijo de Dios, ¿que significa para mí que El ha venido al mundo así…que ha escogido ese camino y no otro para decirme como es Dios?

Significa que el amor pide amor…y un amor así…Significa que mis esquemas, mis criterios, mis sentimientos, tienen que sumergirse en la atmósfera del “ pesebre”, tienen que beber de los sentimientos de María, de José…tienen que dejarse evangelizar por el Niño que me tiende sus brazos en Belén….Significa que mis privilegios tienen que orientarse hacia lo pobre, lo sencillo…y que los “ pobres”, los “ sencillos” tienen que estar los primeros en el horizonte de mis intereses, de mis amores, como lo estuvieron para el Niño de Belén que priorizó a los pastores para revelar su identidad..

CREO EN JESUCRISTO, HIJO DE DIOS, NACIDO DE MARIA

 

Navidad ternura

 

Feliz Año 2013 bajo la mirada tierna de Maria …

 

En este día dedicado a celebrar la fiesta de la Maternidad divina de Maria la recordamos con una oración que encierra quizás las peticiones de muchos creyentes

 

“Maria queremos vivir con fuerza y ternura nueva

la realidad de tu maternidad

y gozar porque eres nuestra Madre.

 

Mira a este mundo oprimido por la angustia

donde tantos hombres, mujeres y niños,

viven soledad, dolor, hambre…

Son ellos hijos tuyos,

alcánzalos con tu maternidad.

Cuando todo les falle que sepan

que aún les quedas tú, la Madre de Jesús,

porque cuando todo falló a Jesús

aún quedabas tú, de pie, al lado de su Cruz.

 

Tu estás a nuestro lado como estuviste al lado de Jesús,

testigo de nuestras esperanzas, luchas, cobardías, éxitos,

que estás en nuestro Nazaret, en nuestro Galilea,

en nuestro Gólgota, siempre…

De tí recibimos lo que necesitamos

para aprender a decir SI,

el SI que nos abre a la salvación.”